NO TENGO TRABAJO ¿DEBO SEGUIR DANDO CUOTA DE ALIMENTOS A MIS HIJOS?

 

 

El desempleo no es justa causa para la exoneración de la cuota alimentaria que los padres deben a favor de sus hijos.

Cuando un padre queda sin empleo o ingresos fijos mensuales, podrá iniciar un proceso de regulación o reducción de cuota de alimentos donde se fijará una nueva cuota de alimentos de acuerdo a la situación económica actual. Pero nunca será eximido de la cuota de alimentos que debe a sus hijos.

Tenga en cuenta de acuerdo con el artículo 129 de la Ley 1098 de 2006, cuando el obligado a dar alimentos no trabaje, se presumirá que este devenga por lo menos el salario mínimo mensual legamente establecido, y con base en este salario y las necesidades de los niños se fijará la cuota de alimentos correspondiente.

En las leyes colombianas no existe una fórmula exacta que determine la cuantía de la obligación alimentaria; sin embargo, hay varios factores que se tienen en cuenta para la fijación de la cuota, como son: – Las obligaciones alimentarias del progenitor o progenitora con otras personas a quienes por ley también les debe alimentos – El límite máximo de la cuota de alimentos es del 50% del salario del obligado. – La capacidad económica del progenitor o progenitora obligado (a) dar alimentos. – Las necesidades reales, sociales y económicas del niño, niña o adolescente. – Si el obligado a suministrar alimentos no labora o sus ingresos son insuficientes, el cálculo de la cuota de alimentos se determina sobre el salario mínimo legal vigente.

2 thoughts on “NO TENGO TRABAJO ¿DEBO SEGUIR DANDO CUOTA DE ALIMENTOS A MIS HIJOS?”

  1. Buenas tardes. Mi esposo tuvo una deuda con un banco, se quedó sin trabajo y dejó de cancelar las cuotas, luego cuando obtuvo un nuevo empleo yá la deuda estaba en manos de una agencia de cobranza, allí hizo un acuerdo de pago y canceló algunas cuotas. Luego nuevamente se quedó sin trabajo y dejó de cancelar. Después de un tiempo consiguió otro empleo y lo contactó otra agencia de cobranza manifestando que la anterior empresa le había vendido la cartera, llegaron a un acuerdo de pago definitivo y a eliminar el reporte de las centrales de riesgo en un plazo de 3 meses, se canceló la deuda y a los 3 meses la agencia cumplió con lo pactado.
    Pero la primer agencia de cobranza también había hecho el reporte negativo y al momento de ceder la cartera no lo eliminó. Ahora mi esposo se encuentra reportado por esa entidad y pese a muchas cartas y derechos de petición que se han radicado ante ella no muestra solución.
    Espero nos oriente sobre qué hacer.
    Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *