¿Cómo debe ser el incremento al arriendo de los locales comerciales?

 

En materia de arriendo de locales o establecimientos comerciales (locales y bodegas) hay una reglamentación clara sobre los derechos y deberes del arrendador y del arrendatario, la cual está consignada en el Código de Comercio. Sin embargo, la norma nada dice al respecto del valor del canon o sus reajustes, por eso su regulación se da por la oferta y la demanda y las clausulas pactadas en el contrato de arrendamiento.
A diferencia del arrendamiento de vivienda, en los arrendamientos de locales o establecimientos comerciales, hay libertad para las partes arrendadora y arrendataria de fijar el precio del canon de arrendamiento y sus incrementos; sin embargo, si ya existe o está en curso un contrato de arrendamiento comercial, si las partes desean que el contrato continúe, a su vencimiento o el de sus prorrogas, deben pactar el reajuste que consideren pertinente, y en caso de haber descuerdo se puede acudir a la justicia para que mediante peritos se regule el precio del canon de arrendamiento.
Ahora, si nos referimos a un inmueble que se arrienda para vivienda y local comercial, es decir, el inmueble tiene parte comercial y parte residencial, quedando como mixto, la norma no menciona nada al respecto, existen jurisprudencias, que han señalado que para casos específicos se aplica la ley de vivienda o la comercial según el área predominante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *