¿Puedo trabajar incapacitado?

 

Cuando un trabajador se encuentra incapacitado, quiere decir que no se encuentra apto para laborar como consecuencia de una enfermedad, un accidente de trabajo o un padecimiento de salud general sufrido. La incapacidad laboral puede presentarse de forma temporal o permanente, y puede ser parcial o total.

La incapacidad que tiene un trabajador debe ser cubierta por la EPS, la ARL o el empleador según corresponda, quienes deberán retribuir económicamente al trabajador durante el tiempo que esté imposibilitado para laborar. Y el empleador no podrá exigirle que durante este tiempo de incapacidad labore; el trabajador incapacitado deberá tomar las medidas necesarias indicadas para obtener su integral recuperación y de esta forma una vez se encuentre en posibilidad de laborar reinicie su actividad normal de trabajo.

La incapacidad originada en una enfermedad de origen profesional o por un accidente de trabajo, debe ser pagada por la Administradora de Riesgos Laborales (ARL) a la que esté afiliada la empresa. La incapacidad por enfermedad general, esto es por aquella enfermedad que no tiene origen profesional o por un accidente que no es de trabajo, debe ser pagada por la EPS a la que el empleado esté afiliado. Si la empresa no tiene a su trabajador afiliado a una EPS o ARL, en caso de una incapacidad, la empresa deberá pagar la totalidad de la incapacidad, y en caso que el empleado no puede rehabilitarse o recuperar su plena capacidad debe ser indemnizada o pensionado, según cada situación, previo el cumplimiento de los requisitos legales para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *