¿Cuando se puede realizar una sucesión en notaría?

Para realizar el trámite de una sucesión en notaría, se requiere que todos los herederos se encuentren de acuerdo en el inicio de dicho trámite, de lo contrario será competencia de la justicia ordinaria. Es decir, si alguno de los herederos no está de acuerdo con hacer la sucesión o con la porción que le corresponde, o si aparece un heredero ilegítimo, se debe tramitar el proceso jurídico de sucesión ante los juzgados y no ante una notaría.

Tenga en cuenta que los cónyuges no heredan, por tanto si el causante o fallecido estuvo casado, primero se debe hacer la liquidación de la sociedad conyugal, correspondiéndole al cónyuge sobreviviente el 50% de lo que haya dejado el cónyuge fallecido.

Para el inicio de este trámite en notaría se requiere contratar los servicios profesionales de un abogado, a quien deben otorgar poder autenticado todos los herederos y el cónyuge sobreviviente si aplica.

Además se debe hacer un inventario de los bienes dejados, la partición y adjudicación de los mismos, la copia auténtica del Registro Civil de defunción del causante. Copia auténtica del Registro Civil de nacimiento de todos los herederos. Certificados de libertad y tradición de los inmuebles del causante. Entre otros. Es importante señalar que todos los bienes inmuebles deben estar al día con el pago de impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *