¿Cuándo procede un reintegro laboral?

Cuando un trabajador es despedido de manera indebida o no se ajusta a la Ley, ese despido puede tener como consecuencia el pago de una indemnización o el reintegro del trabajador. 

Las normas laborales señalan que cuando el despido no se ajusta a lo señalado en la ley, el empleador debe pagar una indemnización por despido injusto contemplada en el artículo 64 del código sustantivo del trabajo, sin embargo, en otros casos particulares lo que procede es el reintegro

Ahora, cuando los trabajadores gocen de estabilidad laboral reforzada, donde a pesar de existir una justa causa para despedir al trabajador, este no puede ser despedido sino con la autorización del ministerio del trabajo, si el empleador no cumple lo señalado en la ley, se verá obligado a un reintegro laboral. Igualmente sucede cuando nos encontremos ante un despido injusto sin cumplir requisitos legales para la terminación laboral. 

Es importante resaltar que el empleador tiene la facultad para despedir al trabajador en cualquier momento, exista o no una justa causa, cumpliendo los requisitos de ley para ello y pagando la indemnización a lugar. 

Cuando un juez ordena el reintegro del trabajador, el empleador debe pagar al trabajador todos los conceptos que se le hubieran pagado si la relación laboral no se hubiera terminado, salarios, prestaciones sociales y seguridad social.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *