¿Cuando ocurre en despido laboral indirecto?

 

 

El Despido indirecto ocurre cuando el trabajador renuncia a su contrato o relación laboral, por culpa del empleador. Ya sea, por actos de violencia, malos tratamientos o amenazas graves inferidas por el empleador. Cualquier acto del empleador que induzca al trabajador a cometer un acto ilícito o contrario a sus convicciones políticas o religiosas. Otra causa para que ocurra el despido indirecto, son todas las circunstancias que pongan en peligro la seguridad o la salud de trabajador. El incumplimiento sistemático sin razones válidas por parte del empleador, de sus obligaciones convencionales o legales. Entre otras causales.

Es importante resaltar que el trabajador al momento de su renuncia, debe manifestar a su empleador, la causal o motivo de esa determinación. Posteriormente no pueden alegarse válidamente causales o motivos distintos.

Para que realmente se configure un despido indirecto y se tenga derecho a una indemnización, se debe tener en cuenta tres requisitos: 1. Que sea el trabajador quien en un acto de voluntad manifieste su intención de terminar la relación, 2. Que dentro de ese acto exponga con claridad la motivación que lo llevó a tomar tal determinación y, 3- cumplir con la carga probatoria impuesta demostrando efectivamente que el empleador incurrió en las conductas imputadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *