¿Cuál es la prioridad en la atención de pacientes en una sala de urgencias?

Un caso muy curioso sucedió hace unos meses en Bogotá. Una paciente denunció que en la sala de urgencias le entregaron un sudoku para que sobrellevara la espera.

Bueno, varias semanas después, el Ministerio de Salud y Protección Social dispuso nuevos criterios para la clasificación de pacientes en el servicio de urgencias que se denomina triage.

Entre los objetivos del triage está asegurar una valoración rápida y ordenada de todos los pacientes que llegan a los servicios de urgencias, identificando a aquellos que requieren de una atención inmediata.

Hay 5 categorías de triage:

TRIAGE I: Requiere atención inmediata. La condición clínica del paciente representa un riesgo vital y necesita maniobras de reanimación por su compromiso ventilatorio, respiratorio, hemodinámico o neurológico, pérdida de miembro u órgano u otras condiciones.

TRIAGE II: La condición clínica del paciente puede evolucionar hacia un rápido deterioro o a su muerte, o incrementar el riesgo para la pérdida de un miembro u órgano, por lo tanto, requiere una atención que no debe superar 30 minutos.

TRIAGE III: la condición clínica del paciente requiere de medidas diagnósticas y terapéuticas en urgencias. Son aquellos pacientes que necesitan un examen complementario o un tratamiento rápido.

TRIAGE IV: el paciente presenta condiciones médicas que no comprometen su estado general, ni representan un riesgo evidente para la vida o pérdida de miembro u órgano.

Más información útil en nuestro Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *